Manejo de petauros mordedores

Los petauros del azúcar se mordisquean cariñosamente entre ellos, especialmente los más jóvenes. Es parte de su comportamiento natural, viene a decir que están vivos, que buscan comida, que quieren dar un toque de atención a alguien de la colonia, etc. Según Kazko en este artículo de Glidergossip ha podido observar a padres mordisqueando a sus hijos, y a éstos aprender a morder de sus padres.

Algo que no responde a un mordisquito siempre es algo que merece la pena seguir explorando. La matriarca de la colonia, ya muy anciana, se tumbó en la hamaca la mañana que murió. Una de sus hijas se acercó a ella, le dio un mimo y un mordisquito, y cuando no respondió, le dió otro mordisco más fuerte, y al ver que no respondía le mordió tan fuerte que le hizo una herida en la piel. Kazko la recogió en ese momento, aún estaba viva y capaz de atacarle por haberla molestado, pero dejó que su propia hija le hiciera una buena herida.

Los petauros nunca muerden con mala intención, está en su naturaleza morderlo todo y ver qué pasa a continuación. Si tú le pegas cuando te muerde, la próxima vez te morderá más fuerte porque te asociará con algo peligroso. Nunca castigues físicamente a un petauro. Hay varios métodos para responder, restringir, condicionar o ganarse a un animal sin utilizar la fuerza ni la ira por tu parte.

Un mordisquito puede hacer daño pero no produce herida. Un segundo mordisco normalmente sí porque el petauro continúa explorando la “cosa” y esperando su respuesta.

Cuando un petauro recibe un mordisquito, normalmente se queja, empuja, devuelve el mordisquito, lucha o huye.  Esto finaliza el “mordisqueo” y avisa al mordedor de que lo que está mordiendo está vivo y va a luchar (o no) por mantener la dominancia.

Cuando recibas un mordisco, puedes imitar el comportamiento natural de un petauro: dale un toque suave en la nariz, quéjate o haz “TSSSSST”, apártate, etc. Tienes que estar muy atent@ si tienes un petauro mordedor: siempre irá a morderte así que antes de que te muerda adelántate y dale un golpecito en la nariz o un sonido alto y firme. Muerde tú primero. Trabaja para establecer una dominancia que el petauro entienda y que después de un tiempo comience a aprender el patrón. Preséntale tus nudillos o tu muñeca en lugar de tus dedos. Provoca un mordisco y responde al estilo petauro ^_^

Puedes conseguirlo enseguida o seguir mejorando la técnica para que los petauros te reconozcan como algo bueno, pero es necesario que lo hagas bien, siempre calmado y sin ira porque tus petauros recordarán siempre cuándo has sido duro con ellos y esto arruinará todo el trabajo.

P.E.T.E.R: Patience. Effort. Training. Enforce. Repeat. (Paciencia, Esfuerzo, Entrenamiento, Refuerzo, Repetición)

4 Respuestas a “Manejo de petauros mordedores

  1. hola me gustaria me ayudaras mis petauros son bien mordedores el macho solo se deja agarra cuando esta comiendo fuera de eso lo agarro y me muerde muy fuerte y la hembra no se deja tocar para nada solo come y se mete a su bolsa de dormir

    • Hola Cesar!
      Los petauros adultos no se pueden coger!! Tienes que dejar que sean ellos los que vengan a tí y te cojan confianza. Ahora tendrás más trabajo porque habrá que enseñarles a no tener miedo a las manos, pásate por esta entrada de introducción al manejo y léete también cómo ganarte la confianza de tu petauro. Son unos animales muy listos y aprenden rápido si tienes constancia y muuuuucha paciencia, date unos cuantos meses de manejo y refuerzo, y ya me cuentas!🙂

  2. Hola!!! Acabo de adoptar un hembrita y me he pasado leyendo de todo en la red para saber lo mas posible sobre estos bichos. Acabo de encontrar tu blog y desde ahora tienes una nueva admiradora ya que me encantó!!
    Te cuento que mi pequeña sugar tieme 6 meses y es super mordedora! ya llevo como 6 mordidas en 2 dias😦
    Seguiré tus consejos para ganarme su confianza. Crees que a esta edad sea demasiado dificil lograrlo?

    Saludos desde >México.

    • Muchas gracias Zugey! Los petauros son animales muy inteligentes, por lo que tienen capacidad de cambiar su comportamiento incluso cuando son muy mayores o han recibido malos tratos, su capacidad de querer y ser queridos es muy grande!🙂 No desesperes, la petauro que más me mordía resultó ser después la que más mimos se dejaba hacer, es cuestión de tiempo y de mucha paciencia, ya nos cuentas cómo va la cosa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s